¿Cómo hablar al público e impactarlo? Las 5 claves infalibles

 

Estas sentado a las afueras de un salón, esperando que sea tu turno para presentar tu trabajo, trabajo que te ha llevado gran esfuerzo terminarlo y que contiene información muy valiosa.

Te sudan las manos, el corazón se acelera, te hiperventilas, el nerviosismo te embarga y la inseguridad es tu peor enemigo a la hora de ponerte al frente de un público, afectando tu capacidad de comunicarte adecuadamente.

¿Te sientes identificad@? Tranquilidad, existen muchas personas que pasan por esto.

En realidad son más personas de las que crees, cerca del 75% de la población. 

Hablar frente al público no es tarea fácil. Pero se vuelve en una gran ventaja si lograr dominarlo.

Existen muchos factores que nos llevan a sentirnos inseguros y que las emociones nos traicionen a la hora de exponer ideas.

Sin embargo, a pesar de la dificultad que implica, llegar a dominarlo no es imposible. Se requiere de una combinación técnica y práctica.

A continuación te resumo las técnicas que te pueden llevar a dominar el público que tienes al frente.

Como muchas cosas en la vida, la adecuada planificación es fundamental.

Estudios demuestran que unos de los factores que mejor ayuda a reducir los niveles de estrés es el control del ambiente que nos rodea. Y la planificación nos provee ese control.

¿Qué debes planificar?

La audiencia

Conocer la audiencia a la cual te estarás dirigiendo. No es lo mismo trabajar con un grupo de estudiantes de colegio versus un grupo de universitarios. Cada uno debes trabajarlo distinto, teniendo siempre claro cuáles son sus intereses qué es lo que les atrae más.

El mensaje

Cuál es el mensaje que esperas transmitirles. Piensa en esto ¿cuál es la idea o ideas más importantes que necesito que mi audiencia comprenda? Con esto el ordenamiento de contenido persuasivo será más fácil, porque de esta manera tendrá un hilo conductor.

Cuando estés pensando en el mensaje, ponte en los zapatos de alguien que podría estar opuesto a ese mensaje, de tal manera que incluyas contenido desde esa perspectiva, dando respuesta a esas dudas.

Narra historias

Lo que diferencia entre una buena presentación y una grandiosa es la conexión que logres con tu audiencia.

Por esta razón es recomendable que hagas uso de la técnica de storytelling, que básicamente consiste en contar historias. En este caso contar historias totalmente asociadas con el tema de tu presentación.

La gran ventaja es que esta técnica genera una gran conexión con tu público y rompe rápidamente la barrera que existe entre expositor y audiencia.

Empieza tus historias diciendo “Una vez estaba yo en la oficina cuando…” o “Hace unos 2 años estaba con mi esposa…”

Asegúrate de la concordancia entre historia y mensaje de tu exposición.

Selecciona la mejor herramienta

Cuando pienses en la presentación, recuerda que tienes a disposición muchas posibilidades.

Audio, videos, presentación con herramientas como MS Power Point o Prezi, actividades grupales, individuales, carteles, entre otros.

Todas son buenas opciones si las usas correctamente.

Lo primero que tiene que pensar es que cuando uses la tecnología, esta fue hecha para facilitarnos la vida y no complicarla. Por ende, si quieres usar alguna herramienta nueva, asegúrate de conocerla bien o pedir ayuda a alguien que sí la conozca.

Si vas a usar audio o video, asegúrate que el sitio cuente con todos los equipos necesarios como parlantes.

Si vas a hacer trabajo grupal o individual, debes controlar muy bien el tiempo.

 

¡El gran día!

Para ese gran día, en donde son muchas las acciones que debes realizar antes, durante y después.

Antes

Es recomendable que el día antes hayas confirmado que tiene todo preparado y listo.

Es importante que ese día antes pienses “si se presenta algún imprevisto tecnológico ¿estoy preparado?”.

Define tu hora de llegada al lugar. Se recomienda 30 min antes, aunque dependiendo del tipo preparación de materiales y mobiliario puede que necesites estar 1 hora antes.

Si es la primera vez que vas a presentar el tema, para garantizar el manejo del tiempo es recomendable que te hagan una guion con el orden de acciones a realizar con tiempos.

Durante

Si tienes problemas con el nerviosismo, aplica técnicas de respiración, inhala por la nariz exhala por la boca.

Enfócate en lo positivo, en que te preparaste lo mejor posible.

En todo momento recuerda hablar a un ritmo normal, si te das cuenta que hablas muy rápido di “Perdón” haces una pausa corta y reinicias manteniendo el control de la velocidad.

En todo momento debes ser auténtico. No trates de hablar como alguien que no eres.

Para ese día tuviste que haber pensado en las preguntas más comunes que te pueden hacer. Esto te dará anticipación.

Siempre mantén control del tiempo, aprovéchalo al máximo.

Debes hacer uso de la comunicación no verbal. El movimiento de las manos, la vista, la posición del cuerpo y el movimiento en el espacio deben ir en sintonía con lo que hablas.

Esto te ayudará a mantener la atención de la audiencia.

Después

Aprovecha el momento después de tu exposición para hacer contacto personal con la gente, motivar relaciones futuras.

Una exposición que enganche a la gente te puede asegurar nuevos retos a futuro.

 

Como lo comentamos en un inicio, si bien hablar frente al público no es tarea sencilla, si aplicar estas recomendaciones con una buena dosis de práctica llegaras a dominarlo.

Las ventajas competitivas que implica tener la habilidad de hablar en público son grandiosas.

¡Suscríbete y rompe los obstáculos!

* indicates required


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *